UNA CORTA BIOGRAFIA RELACIONADA CON LA ELABORACION DEL CUERO.

Stefano Parrini nació en Florencia a principios de los años cincuenta en una familia de clase trabajadora florentina. En su infancia mostró poco deseo  por los estudios y otras actividades sedentarias, característica que influyó toda su vida. Después de la escuela secundaria, comenzó su primer trabajo en una carnicería. Durante este tiempo su padre se hizo jefe del negocio y luego, después de pocos años, decidió mudarse con su familia a Centro América. Stefano, que acababa de cumplir dieciocho años, decidió no seguir a su familia en el viaje. Aquí comenzó la etapa de su vida que lo marcó para siempre. Aunque se pudo haber conformado  con un rol de niño abandonado, decidió dejar que sus frecuentes cambios de trabajos y su pasión por viajar, extendieran sus experiencias, capacidad y destreza manuales, y sobre todo su amor por las artes creativas. Su interés por el cuero y la elaboración de este preciosa materia prima surgió de sus viajes México, América Central y Meridiana. Para mantenerse emprendió varios trabajos relacionados con piedras semipreciosas, corales, plata y pintura, pero sobre todo quedó irresistiblemente atraído por el trabajo con cuero, y de la incontable cantidad de uso que se le da en esos países.

Al volver a Italia en los años ochenta, Stefano decide establecerse en las montañas de la zona apenina de Toscana-Romana, donde comienza a dar fruto su trabajo relacionado con arrieros y jinetes y así logró perfeccionar su trabajo con la guarnicionería. Con el tiempo, comienza a inventar y fabricar sus propios modelos, sobre todo artículos de viajes y excursiones, objetos de uso cotidiano rigurosamente en cuero. Al final de los años ochenta tuvo que interrumpir su trabajo a causa del cambio en el mercado. El cuero ya no atrae más a las personas, los caballos pasaron de moda y casi nadie trabaja en el bosque con los caballos. Las tendencias de moda imponen el uso de materiales totalmente diferentes. Es al inicio del año 2000 cuando Stefano Parrini cree visionar un renacimiento de interés por este tipo de trabajo a mano y decide retomar su actividad, dedicándose a la producción de objetos totalmente hechos a mano, utilizando exclusivamente cuero curtido al vegetal, cosido con hilo de lino encerado, de diseño único, prácticamente piezas únicas. En los últimos años Stefano pudo construir una pequeña red de clientes privados y de colaboraciones que le permitieron continuar, aunque todavía estaba lejos del objetivo que se había propuesto. Hace algunos años decidió abrir su laboratorio a todos aquellos que por pasión o por trabajo quieran profundizar en el conocimiento de su trabajo, para ello organiza diferentes cursos según lo que necesiten las personas que participan. También trabaja como profesor en escuelas privadas de arte y artesanía, donde los estudiantes interesados en aprender trabajos manuales son mayormente extranjeros.

Stefano Parrini trabaja con la Escuela de Cuero de Florencia, Accademia Riaci de Florencia, con el Proyecto Craft The Leather del Consorzio Vera Pelle al Vegetale. Al inicio del 2014 prestó su conocimiento en el proyecto de Samsung Maestros Accademy. Desde el año 2015 colabora con IED de Florencia.